Inicio » Novedades » Campañas » Charla de peluquería con Eleonora Lamm

Charla de peluquería con Eleonora Lamm

Eleonora Lamm es abogada, Doctora en Derecho y Bioética por la Universidad de Barcelona, docente en varios posgrados y trabaja en la Oficina de Derechos Humanos del Poder Judicial. Aflojá con la preparación 70/30 de alcohol para rociarlo todo y preparate un 70/30 de vino y soda porque desde las tierras mendocinas, entre ruleros y sororidad, hablamos con el ella de investigación con fetos abortados y de gestación por sustitución en esta nueva Charla de Peluquería

Por Florencia Sabaté

Compartir

MxM ¿Cómo definiría Eleonora Lamm a Eleonora Lamm?

Eleonora: Es una pregunta muy difícil para arrancar. Pero me animo a decir que Eleonora es una laburadora compulsiva, muy apasionada por lo que hace, algo “rebelde” pero muy organizada, que siempre busca tiempos aunque rara vez los encuentra, amplia, plural, en proceso constante de deconstrucción y una agradecida.

Creo que Eleonora es una persona muy afortunada, también por vivir en estos tiempos y por las luchas actuales.

 

MxM: ¿Cuándo sentís que te posicionaste como feminista?

Eleonora: Cuando de adolescente tuve que acompañar una situación de aborto clandestino. Fue un aborto seguro – xq esa persona tenía recursos – pero rodeado de maltrato y culpa. Hablamos de hace 25 años. Abortar en esa época era mucho más difícil, pero tan injusto como hoy. Me prometí hacer algo por eso, y esa promesa se fue afianzando con cada acción y con cada una de las otras mujeres que acompañé.

 

MxM: ¿Cómo imaginás un mundo no binario?

Eleonora: Igualitario . De una verdadera igualdad. Creo que las feministas reivindicamos espacios. Yo pienso que ese proceso debe acompañarse de otro en el que empecemos a criar en igualdad. Que eliminemos el sexo que se asigna al nacer para comenzar a eliminar las diferencias. Entiendo que la verdadera igualdad no se va a alcanzar peleando cada espacio, aunque no podamos dejar de hacerlo, sino eliminando las diferencias de raíz.

Creo que el paso está en dejar de diferenciar desde el momento mismo del nacimiento sobre la base de una biología que nada tiene que ver con la identidad de las personas y que no ha sido mas que una clasificación arbitraria sobre la base de una bi-anatomía también política.

No desconozco que esa eliminación de asignación al nacer tiene que ir acompañado de muchos cambios culturales, que para mi se darán en paralelo a las conquistas feministas. Pero nunca será suficiente lo segundo sin lo primero.

 

MxM: Leímos en las redes sociales que estás escribiendo sobre “fetos abortados” y argumentos para incorporar al debate de legalización ¿Podés contarnos algo sobre este trabajo?

Eleonora: En el mundo, el uso de tejidos fetales para la investigación médica y para tratar enfermedades y lesiones es cada vez más promisorio. Sin embargo, han tomado fuerza los movimientos sociales, religiosos y políticos que se oponen a su uso en cualquier escenario. Hasta hace un tiempo nadie hablaba de tejidos fetales, pero desde hace bastante se investiga con tejidos fetales.

El tema se convirtió en un problema cuando el Centro para el Progreso Médico (“CMP” por sus siglas en inglés), un grupo activista antiabortista, participó en una operación de muchos años para arrojar luz sobre la industria del tejido fetal y acusar a las clínicas de Planned Parenthood (PPFA, por sus siglas en inglés, no IPPF) de comercio ilegal de cadáveres y órganos fetales abortados con fines de lucro. Los agentes de CMP crearon una compañía biomédica falsa como pretexto para obtener reuniones de alto nivel con Planned Parenthood y otras compañías, y publicaron videos encubiertos de sus conversaciones con proveedores de aborto.

La firma de inteligencia corporativa Fusion GPS, contratada por Planned Parenthood para analizar los videos de CMP, descubrió que CMP editó esos videos  para respaldar sus alegaciones de que Planned Parenthood se estaba beneficiando de las donaciones de tejido fetal. Se descubrió que los videos “completos” publicados por CMP que duraban horas perdían hasta 30 minutos de película, lo que según CMP se debía a la omisión de “descansos en el baño y períodos de espera entre reuniones“. Planned Parenthood publicó en su sitio web una declaración en respuesta a los videos enmarcando su provisión de tejido fetal de abortos como “ayuda [a] pacientes que desean donar tejido para investigación científica“. Dicho así, parece como si las pacientes también son beneficiarias de la investigación del tejido fetal.

 

MxM: ¿Cómo se empezó a hablar en Argentina del tema de tejidos fetales para investigación ?

Eleonora: En Argentina se puede decir que el debate sobre el uso de tejido fetal se dio a conocer a partir de la tramitación del proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo en 2018, cuando 845 personas a favor y en contra de la legalización del aborto expusieron sus opiniones y conocimientos en las reuniones informativas ante los plenarios de comisiones de la Cámara de Diputados y el Senado de la Nación, y 235 legisladoras/es esgrimieron sus conclusiones durante las sesiones de votación en dichas cámaras.

Especial énfasis puso la senadora Silvia Elías de Pérez en este tema. Se dijo que la Planned Parenthood era “un holding de empresas que se dedica al aborto”, que traficaba “órganos de fetos” y que “intervenía jurídicamente” en los países que debatían la interrupción voluntaria del embarazo con el objetivo de defender sus intereses económicos. Se la acusó también de financiar a lxs especialistas que exponían a favor de la legalización del aborto.

Aunque nada de esto es cierto, sí lo es que los tejidos fetales se utilizan con distintos fines, como son a) el desarrollo de algunas de las vacunas más conocidas en el mercado; b) La “humanización” animal que tiene dos propósitos: incubar y hacer crecer los órganos fetales humanos para un trasplante futuro y predecir con mayor precisión las respuestas humanas a estímulos tóxicos y terapéuticos; c) El trasplante de tejido fetal se está explorando como una posible cura para enfermedades que incluyen Parkinson, Alzheimer, esclerosis lateral amiotrófica (ELA), accidente cerebrovascular (ACV), insuficiencia hepática crónica, diabetes, lesiones de la médula espinal y más.

Como se puede ver, los tejidos embrionarios y fetales sirven para el avance científico. Se trata de un material muy rico por lo que no tiene sentido desperdiciarlo y no debería  tratarse como residuo teniendo en cuenta su importancia para la investigación, siempre que la persona debidamente lo consienta.

 

MxM: Si la investigación con tejidos fetales es algo que ya se viene haciendo públicamente y con adelantos científicos importantes para la salud ¿La estrategia anti derechos es la desinformación? 

Eleonora: Claro, la desinformación es clave, por eso hay que hablar. No todos los tejidos fetales son utilizables en investigación. Los estudios y papers sobre el tema reflejan que solo pueden utilizarse los tejidos extraídos de abortos quirúrgicos, con ameu o legrado. El feto expulsado en el hogar de la mujer o persona gestante, por las condiciones de ese aborto, no es material útil en tanto las células recolectadas no están en condiciones estériles.

Los casos en los que se extraería tejido fetal en principio serían de abortos legales y gratuitos. Pero no se puede descartar que también se haga en los abortos clandestinos. Como bien sabemos, no todos los abortos clandestinos son inseguros. Existe un mercado negro muy bien organizado, de personas que se benefician de la clandestinidad, que realizan abortos a precios altos y en condiciones de seguridad. De esta manera, hay abortos clandestinos para personas con recursos: seguros; y abortos clandestinos para personas sin recursos: inseguros.

Finalmente, no podemos dejar de computar que en nuestro país el acceso al aborto en los casos en los que es legal, está garantizado y cubierto por el sistema de salud. Y así será en breve respecto de todo aborto, según las intenciones manifestadas públicamente por el Presidente Fernández.

 

MxM: Cuando se habla del negocio del aborto vinculado a la investigación con tejido fetal ¿De qué se habla?

Eleonora: Los riesgos para la salud asociados con los abortos a largo plazo que proporcionan muestras de tejido fetal más grandes y diferenciadas para su uso en la investigación crean una tensión entre maximizar el acceso de las mujeres y personas gestantes a servicios de aborto seguros, tempranos y asequibles por un lado, y maximizar el suministro de tejido fetal utilizable para investigación médica en el otro. Por ello es que se deben tomar las medidas indispensables para evitar que los abortos se hagan con la finalidad de proporcionar material para la investigación.

Una regla de oro es que la dación de tejido fetal o embrionario no se compensa.

En primer lugar, la prohibición de compensación por donaciones de tejido fetal puede verse como una protección para las mujeres o personas gestantes económicamente vulnerables de ser obligadas a recurrir al aborto como medio de vida. En segundo lugar, la prohibición excluye a las mujeres o personas gestantes que abortan de la economía del tejido fetal para limitar la forma en que las mujeres o personas gestantes pueden instrumentalizar sus cuerpos para obtener ganancias financieras.

No se paga, por lo tanto, los actores de la industria que convierten el tejido fetal en un producto médico valioso pueden simplemente apropiarse de las materias primas que reciben por “donación” sin asumir los costos de extraerlos. Dados los altos costos de procesamiento de esas materias primas, su disponibilidad gratuita se vuelve esencial para la rentabilidad de la industria del tejido fetal.

Nos guste o no, los beneficios generados a través de la investigación del tejido fetal representan solo una pequeña fracción de los miles de millones de dólares obtenidos de la reproducción de las mujeres o personas gestantes bajo la dinámica inherentemente explotadora de la desigualdad “sexual” contra la cual luchamos diariamente y hoy mas que nunca.

No obstante, los beneficios del uso del tejido fetal pueden entenderse compensados. Mientras el aborto es gratis – cubierto por el sistema de salud- es equitativo que ese producto se utilice para el beneficio de la ciencia. Pero si el acceso es desigual según se tenga recursos o no, muestra otra faceta mas de las inequidades que provoca la falta de legalización del aborto.

En otras palabras, los beneficios que se obtiene por la sociedad del desarrollo de la ciencia es una forma de “pago” siempre que ello sea para todxs. Mientras el aborto no sea legal en todo supuesto de modo que garantice un verdadero y equitativo acceso y uso de los beneficios del tejido fetal, el crecimiento de esta industria de beneficiará a cambio de nada o a costa de las mujeres o personas gestantes. Ellxs no solo tendrán que pagar su aborto sino que, además, en ciertos casos correrán riesgos.

El avance científico se equilibra con los derechos sexuales y no reproductivos de las mujeres o personas gestantes cuando es igualitario. El primero no puede ser a costa del segundo, por lo que es indispensable garantizar el acceso al aborto a todas las mujeres y personas con capacidad de gestar en igualdad de condiciones. Y esto no sólo por la inequidad e injusticia reflejada, sino además porque si nos preocupa que haya un mercado negro, entonces indefectiblemente debemos regular.

Para saber y controlar lo que se hace, tenemos que legalizar las situaciones y las personas deben efectivamente consentir.

 

MxM: ¿Qué es la gestación por sustitución ? ¿Es lo mismo que el “alquiler de vientres”?

Eleonora: La gestación por sustitución (GS en adelante) es una técnica de reproducción humana asistida que facilita el acceso al derecho a formar una familia para quienes no pueden hacerlo por otro medio, o si pueden, pero eligen este por diferentes razones. Es parte de lo que hoy conocemos como democratización de la reproducción en la medida en que la ciencia, unida a la posibilidad de que pueda acceder a ella toda persona con independencia de su orientación sexual o identidad de genero, abre el abanico a una infinidad de modelos de familia, tantos como familias existen y todas contempladas en el marco de los DDHH.

La ciencia avanza a pasos agigantados, podemos tener hijxs con genes de otra persona, con úteros donados, con material genético de hasta 3 personas, con úteros prestados, con gametos artificiales… Imaginemos que ya hay estudios que demuestran que una mujer trans puede dar de mamar, ergo cualquier varón cis podría también hacerlo. Creo que es hora de llevar al marco legal estas opciones que esta demostrado que no afectan derechos, todo lo contrario. En argentina, a pesar de tener leyes maravillosas, nos esta faltando normas que regulen estas realidades cada vez mas frecuentes. Cuando ya hay mas de 50 fallos en nuestro país a favor de esta técnica.

 

MxM ¿Por qué pensás que este tema genera tantas resistencias dentro del movimiento feminista?

Eleonora: Mi mirada de la GS es feminista. Sucede que gestar unx niñx es una función biológica de la que no necesariamente deriva que la mujer o persona que lx ha gestado deba criarlo y separar las responsabilidades parentales de los aspectos relacionados con la gestación permite mostrar que el parir constituye una de las cosas que una mujer o persona gestante puede elegir, pero que en modo alguno debe erigirse en la definición de su rol social o de sus derechos legales, ni lo que la define como mujer o es propio de ella, ni mucho menos nuestro destino.

La GS rompe con la regla de que la maternidad deviene del parto y con esto provoca el quiebre con una lógica cis-heteronormativa de siglos de antigüedad. En la GS quien gesta y da a luz no es madre. Pero además, puede que quien recurra a la GS sean dos varones o un varón solo, con lo cual aunque geste y dé a luz una mujer, no hay madre, sino dos padres, o un padre solo. Es más, puede que quien geste y dé a luz sea un varón, conforme nuestra ley Nº 26.743.

Cabe tener en cuenta que hoy, conforme nuestro CCYC y especialmente las leyes 26862 sobre acceso a técnicas de reproducción humana asistida y 26743 sobre identidad de género, toda persona puede acceder al derecho a formar una familia y a la reproducción en el “rol” autodefinido y autopercibido, en especial, cuando este acceso se produce gracias al avance de  las tecnologías reproductivas.

La pregunta que se presenta es cómo encasillamos o cómo cuadramos o situamos esas experiencias ante la división binaria en dos únicas supuestas y posibles parentalidades.

La maternidad no siempre está asociada a gestar, dar a luz o aportar óvulos. Una madre puede también aportar semen. Pero ademas, con esto, la ecuación, gestar- parir- cuidar  también se rompe en la GS, y con ello la falsa presunción de que las mujeres estamos “naturalmente” preparadas para el trabajo de cuidado.

La GS es una muestra evidente y cada vez más frecuente que aquello que entendíamos por maternidad ya no existe, y la caída de estos cimientos asustan y por ende generan resistencia. Cuestionar la maternidad “clásica” y entenderla sin roles posibles, predeterminados o genéricamente asumibles, es un quiebre antipatriarcal enorme, si entendemos que esa maternidad que se derrumba es la que ha facilitado la construcción y sostenimiento del patriarcado como sistema.

Toda mujer o persona gestante tiene derecho a controlar su cuerpo en razón de la libertad reproductiva -tales como el derecho al aborto, o a controlar el número y espaciamiento de sus hijos-entonces ¿Por qué negar el derecho a elegir actuar como gestantes? Este argumento supone libertad y autonomía y yo parto de ahí, de que mediante la afirmación de la habilidad de las mujeres para contratar se las empodera y reconoce como sujetas autónomas.

Entender que la gestación por sustitución implica siempre una explotación de la mujer es un reduccionismo paternalista que subestima a la mujer y a su capacidad de consentir.

Con esto quiero decir que cada vez resulta más explícito y claro que cuando se está defendiendo la admisión y regulación de la GS por parte del ordenamiento jurídico, las resistencias que esta posibilidad despierta tienen que ver, por un  lado, con los roles y estereotipos de género que durante siglos se han ido construyendo en nuestra sociedad, y que el derecho también ha perpetuado y contribuido a configurar. Por otro, con un feminismo “paternalista”, aunque joda que lo llame así. 

De allí la necesidad mas fuerte de regular la GS como un ejercicio de la autonomía reproductiva, con todos los efectos y aspectos pertinentes.

 

MxM: Eleonora, de todos los temas que vos trabajas ¿Cuáles son los que crees que son los temas que faltan en la agenda política de las mujeres y disidencias sexuales?

Eleonora: Creo que falta

incorporar a los varones trans en la agenda política

Sin perjuicio de legitimarlos como actores políticos. Pero no solo en la agenda política, sino también en la feminista.

 

MxM:Una palabra que sintetice “Lo personal es político” para Eleonora Lamm?

Eleonora: Libertad.

Contacto