Inicio » Novedades » Entrevistas » Charlas de peluquería » Charla de Peluquería con María de los Angeles Roberto

Charla de Peluquería con María de los Angeles Roberto

Hoy, mientras te tomas ese café para pasar el frío, te traemos esta nueva charla de peluquería con Maria de los Angeles Roberto. María de los Ángeles Roberto es Profesora en Letras (San Agustín), Magister en Sagradas Escrituras (ISEDET), Diplomada en Prevención de la Trata de Personas (CEFYT). Es miembro de la iglesia evangélica metodista y activista feminista por el derecho a decidir. Forma parte de la Red TEPALI (teólogas, pastoras, activistas y lideresas), una red de feministas cristianas de América Latina y El Caribe

Por Florencia Sabaté

Compartir

MXM:¿Cómo definiría María de los Ángeles a María de los Ángeles?
Maria de los Angeles: Como a una persona a la que le gusta su nombre. Me dicen que es muy largo y me peguntan por mi apodo. Les pido que hagan un esfuerzo y que usen me llamen de manera completa, el nombre nos determina.

No soy angelical, de ninguna manera, pero sí me identifico con una característica que se les atribuye a los ángeles en la Biblia, la de ser mensajeros.

Mis mensajes los entrego a través de los sueños nocturnos. Soy soñadora, lectora e intérprete de sueños. Además, relaciono todo con todo. Es una manera de aprender, de enseñar y de conectarme con las personas, con la vida, con el mundo. Los ángeles era enviados con un mensaje que, solo Dios sabe cómo, relacionaba la existencia celestial con la terrestre. Todo con todo.

MxM: ¿Cuándo sentís que te posicionaste como feminista?

Maria de los Angeles:

Me hice feminista cuando conocí a la biblista feminista Mercedes García Bachmann, en la Maestría en Sagradas Escrituras, en Isedet, en el 2011.

Ella me abrió el camino de la lectura de la Biblia con perspectiva de género. Si bien yo había leído a gran parte de las autoras del movimiento feminista de la primera y de la segunda ola de EE.UU y de Francia, especialmente, nunca había incursionado en la teología feminista ni en la lectura feminista de la Biblia. Este descubrimiento me llevó a entender que no estaban disociadas mis creencias, mi fe, de mis convicciones con respecto al feminismo como elección de vida. Pude unir la vivencia con la creencia.

MxM:¿Cómo imaginás un mundo no binario?
Maria de los Angeles: Me resulta difícil imaginarlo cuando tenemos que combatir a cada momento para que no nos roben la autoría de las ideas, la concreción de las acciones.

Tenemos que luchar contantemente por cada milímetro de ley que produzca un atisbo de beneficios para las diversidades.

MxM: ¿Cómo vivís tu religiosidad siendo feminista?
Maria de los Angeles:Vivo en estado de alerta porque sospecho de todo lo que nos ha llegado desde el patriarcado eclesiástico.

Disfruto mucho de la comunidad de iguales que estamos logrando con compañeras feministas cristianas y de otras religiones, como la musulmana, porque me da esperanza saber que, a pesar de todos los intentos de los varones eclesiásticos por invisibilizarnos, no lo lograrán.

Cada vez somos más y estamos más unidas. ‘Juntas resistiremos’ es el lema de una de nuestras redes de feministas cristianas.
MXM:¿Sentís qué hay una hegemonía religiosa que favorece interpretaciones erradas de los dogmas de fe desde las jerarquías eclesiásticas?
María de los Ángeles: No es una cuestión de sentimiento o percepción. Es un hecho.

Son los varones de los primeros siglos del cristianismo los que inventaron los dogmas que convierten a las mujeres en sus esclavas sufrientes y abnegadas.

MxM: ¿Qué le dirías a las jóvenes religiosas conflictuadas por defender el aborto legal?
María de los Angeles: Cada vez que una joven miembra de una iglesia, ha pasado por un aborto y me consulta sobre este tema, veo cómo está cargada por la culpa y la pesadumbre. Están exiliadas al silencio dentro de la familia por el posible castigo en los templos. También veo cómo han expulsado de las iglesias a las chicas que, a partir del debate sobre el aborto en el 2018, se han pronunciado a favor de la legalización del aborto. Y las veo sufrir por eso.

Culpa y castigo son las dos piedras enormes que nos obligan a cargar. Cuando las veo así, tan sufrientes, les recuerdo que Jesús vino a liberar y que nadie puede acusarlas de un pecado que inventaron los hombres, en las iglesias y en los concilios, a lo largo de los siglos, para seguir sometiéndolas.

MxM: ¿El sacerdocio femenino es una deuda pendiente en nuestras religiones?
María de los Ángeles: Más que deuda es un robo. Las mujeres ejercían funciones sacerdotales en el cristianismo temprano. A partir del siglo IV d. C. con la cristianización del Imperio Romano, triunfó el monoteísmo masculino en la figura de un Dios único y varón. Se cristalizó el concepto negativo sobre la mujer ligada a cualquier tipo de poder, especialmente, en la religión. Hace 17 siglos que el patriarcado les robó a las mujeres de la iglesia católica el sacerdocio femenino. Las monjas son consideradas laicas para el derecho canónico. Se refieren tibiamente a ellas como ‘religiosas’ pero no admitirán que ellas accedan al sacramento del orden sagrado, o sea al sacerdocio.

Es una crueldad y una injusticia. En el mundo protestante no todas las iglesias admiten a las mujeres como pastoras. Fue una lucha que llevaron adelante las mujeres en el siglo XX, gracias al feminismo. Algunas triunfaron. Otras, siguen combatiendo.

MXM:¿Si tuvieras que elegir dos mujeres feministas de la biblia ¿Quiénes elegirías y por qué?

María de los Ángeles: Elegiría a todas las mujeres del libro de Jueces, del Antiguo Testamento. Es un libro poco leído y muy evitado por los curas y pastores. Narra historias atroces que le daría muy mala prensa a los que les gustan predicar sermones endulzados por la moralina.

En ese libro hay dos mujeres, Débora, la primera jueza de Israel, y Jael, una mujer que mata al jefe de los enemigos sin ningún empacho. Las dos tienen un coraje y una fortaleza emblemáticos para el feminismo.

MxM: ¿Fortalezas y debilidades en los feminismos hoy?
María de los Ángeles: Paradójicamente, lo que es una fortaleza se transforma al mismo tiempo en una debilidad y es el uso de las redes sociales. A través del ciberfeminismo los feminismos se han fortalecido porque permiten la expansión rápida de las propuestas, la difusión de las luchas, la unión a pesar de las fronteras geográficas y el contacto con feministas de lugares que nunca hubiéramos podido conocer de otra manera, como por ejemplo, a las mujeres kurdas o a las zapatistas. Pero también se ha vuelto un espacio virtual donde desprestigiar a la compañera que piensa diferente.

En Argentina, el caso paradigmático es la confrontación entre el regulacionismo y el abolicionismo.

MxMUna palabra que sintetice “Lo personal es político” para María de los Ángeles ROBERTO?
María de los angeles: La deconstrucción de la maternidad.

Yo denomino “las mentiras de la maternidad” a ese cúmulo de mitos con los que el patriarcado se ha sostenido a lo largo de los siglos.

Por eso, la lucha por el aborto legal, seguro y gratuito, en Argentina y en cada país del mundo en el que el aborto aún no es legal, es clave para derribar esa mitología con la que envuelven a las mujeres desde que nacen y las siguen sometiendo con la falsedad de “serás madre o no serás nada”.

CRÉDITOS DE LA IMAGEN: Diana Hernandez

 

Contacto