Inicio » Novedades » Comunicados » 28M: El goce sexual es salud

28M: El goce sexual es salud

El Día Internacional de acción por la Salud de las Mujeres se celebra el 28 de Mayo de cada año con el objetivo de denunciar y hacer frente a los padecimientos que sufren las mujeres en todo el mundo. Hoy, cuando el aborto es ley, invitamos a pensar que el placer también es salud

Por Mujeres x Mujeres

Compartir

Este año nos embanderamos con la consigna que toma como eje central el goce sexual. 

Dentro de la percepción usual de la sociedad el placer no suele estar dentro de la agenda de salud. De hecho, por los mandatos patriarcales que nos atraviesan como sociedad, aun cuesta hablar de goce sexual con soltura.

Nuestra provincia es la única de Argentina que no adhirió a la Ley 25.673 que asegura anticoncepción gratuita para la población. Y para muchísimas mujeres y personas con capacidad biológica de gestar, la imposibilidad de  acceder a métodos anticonceptivos será el camino directo a un embarazo no intencional. Quedará para prevenirlo solamente la abstinencia sexual y en eso, el abandono del placer.

Para muchas personas no contar con métodos anticonceptivos significará exponerse infecciones de transmisión sexual y otra vez lo mismo, la única alternativa para evitarlo será abandonar las relaciones sexuales y resignar el placer.

Otro tanto ocurre con la ESI. En tanto la Ley N 26150 de Educación Sexual Integral no tenga plena implementación y se brinde información a niños, niñes, niñas y adolescentes sobre cómo iniciar una relación sexual responsable y los límites que marcan el consentimiento para toda cuestión vinculada al cuidado del cuerpo, nuestros jóvenes habrán renunciado a una sexualidad placentera, libre de abusos y violencias o bien, habrán inucursionado en relaciones abusivas. Por ignorancia, por vergüenza, por miedo o por cualquier otro motivo que no tenga que ver con la autonomía y la salud.

Y nuestras infancias y adolescencias no crecerán  saludablemente libres e informadas mientras se continúe enseñando y promoviendo la heteronorma como regla social obligatoria. Tener espacio social para diversas corporalidades también incrementará la salud y asegurará vidas placenteras.

Según la Organización Mundial de la Salud, la salud sexual es

es un estado de bienestar físico, mental y social en relación con la sexualidad. Requiere un enfoque positivo y respetuoso de la sexualidad y de las relaciones sexuales, así como la posibilidad de tener experiencias sexuales placenteras y seguras, libres de toda coacción, discriminación y violencia.

Noelia Aisama, integrante de la Fundación nos cuenta que el disfrute sexual “significó una liberación. Por años el tema fue tabú y pecado, algo de lo que no podíamos hablar porque enseguida eras calificada como “puta” como si eso fuera malo también. No lo había pensado como una cuestión de derechos humanos, de autonomía y placer; y por ello también resignificó la idea igualdad, aquella igualdad que a las mujeres nos habían privado para conocer y disfrutar de nuestros cuerpos libres de prejuicios y sometimiento”.

A proposito del autodescubrimiento y el disfrute, Pilar Nuñez, Miranda Majorel, Magalí Fernandez y Julieta Ferreyra, jóvenes integrantes de la Fundación plantean:” El goce es salud porque implica hacer énfasis en el disfrute de la sexualidad “plantea Pilar.  ” El goce sexual es salud porque tenemos derecho a disfrutar de nuestra vida sexual de manera libre y plena. Promoviendo la igualdad de género para la construcción de relaciones sexuales sanas y equitativas ” explica Miranda. “Para mi el goce sexual es salud porque es fundamental, es una función fisiológica, una necesidad de las personas, el autodescubrimiento es una parte importantísima de nuestro ser. Complacernos, y conocernos para vivir una vida sana y plena” aporta Julieta. Sobre la misma linea Magali plantea: “Para mi el Goce sexual es Salud  porque esta dentro de nuestro derecho como salud sexual y reproductiva, donde nos permitimos poder vivir nuestra sexualidad de manera libre y sin tabúes. Conocernos también que es los que nos gusta y reflejarlo hacia al otre , para vivirlo de manera plena. Entender que el goce es salud nos permite confiar en nosotres

Soledad Deza, presidenta de la Fundación,  dice que para ella

Reclamar que se identifique el goce sexual con la salud es reivindicar el placer como derecho. Históricamente el sexo ha estado asociado con la reproducción, y eso ha legitimado no sólo la obligación de parir en el horizonte de toda persona con útero, sino la heteronorma como regla social innegociable. Poder tener una sexualidad plena, libre de violencias y estereotipos también es salud

Nuestra compañera Larisa Moris reflexiona  que “El cuerpo, la afectividad, los deseos y temores se constituyen en aspectos fundamentales para que haya una ESI que también hable de felicidad, de plenitud, y no solo de enfermedades y peligros”.

Florencia Sabaté, coordinadora del area de comunicacion, plantea que “el goce sexual es romper con lo preimpuesto para generar un ambiente seguro sexoafectivamente donde no importa las etiquetas. Es desclosetar los tabúes, las fantasias y estar abiertxs a explorar desde el respeto y el consentimiento“.

Mariana Álvarez, abogada feminista, integrante de la Fundación aporta que

El goce es un derecho humano, que se inscribe en un marco más amplio de derecho a la salud sexual, reproductiva y no reproductiva y en nuestro desarrollo como personas autónomas.

En la misma linea opina Sofía “La Beba” Gandur, abogada feminista, co-coordinadora de la clínica de abogacía feminista, quien plantea que para ella el goce sexual es: “salud y gozar es un derecho. El sexo es siempre político. En estos tiempos en que se intensificaron las campañas del sector conservador para alentar la castidad, patologizar y estigmatizar ciertas expresiones o deseos sexuales, es fundamental apropiarnos del placer y fortalecer la construcción de una sexualidad libre. La policía moral siempre está al acecho, nosotras defendemos nuestra autonomía y reivindicamos el derecho al goce

Y si hablamos de salud no podemos dejar de poner la voz de nuestra medica tocoginecologa Adriana Álvarez, quien sostiene que:

El goce es salud. Siempre tengamos presente que si no hay consentimiento, hay violencia.

 Tampoco podemos obviar que el placer sexual tiene todo que ver con la salud mental, es por eso que la voz de nuestra Licenciada Fernanda Monaco sobre este tema es tan importante: “Prefiero pensarlo como placer y no como goce ( tienen implicancias teóricas diferentes) la conexión con el placer siempre esta ligada a la salud, a la vida y al principio de placer. Es volver a esos lugares donde alguna vez , en un tiempo histórico de nuestra constitución subjetiva, obtuvimos gratificación y placer”.

Jimena Gomez Roselló, del area de litigio de la Fundación, planteó que

Hablar de goce en las relaciones sexuales implica construir paradigmas de vínculos sexo afectivos más igualitarios. Es visibilizar también el derecho al consentimiento y desmantelar las prácticas violentas o abusivas naturalizados en el ámbito sexual.

Este #28M atrevámonos todes exigir el goce sexual como un derecho humano.

Contacto