Inicio » Novedades » Entrevistas » Charlas de peluquería » Charla de Peluquería con “Belén”

Charla de Peluquería con “Belén”

“Belén” fue un grito global, fue carteles por todas partes y fue marchas en todo en país. Su cárcel fue un poco la de todas, por eso es nuestra heroína. Pero además, es nuestra amiga. Hoy en libertad y en plena Primavera, ella se hace los ruleros con nosotras en esta nueva charla de peluquería.

Por Florencia Sabaté

Compartir

MxM: ¿Cómo definiría Belén a Belén?

Belén: Defino a Belén como una luchadora.

 

MxM: ¿Cuándo sentís que te posicionaste como feminista?
Belén: Me posicioné como feminista cuando conocí a Soledad  y escuché su forma de pensar y en la forma de luchar por las mujeres.

 

MxM: ¿Cómo cambió tu mundo entre el momento que te dijeron que estabas teniendo un aborto espontáneo y cuando quedaste detenida, te revisó la policía, te visitó un cura y te mandaron al penal?

Belén: Mi mundo cambio en tan solo 5 minutos.

No podía creer que por ir a pedir ayuda en un hospital podía quedar presa y, no sólo eso, sino que ese día que me enteré que estaba embarazada mi mundo se me vino abajo.

Fue un terremoto de injusticias. Uno tras otro. Y yo tan asustada…tan callada.

 

MxM: Vos a Mariana Carbajal le contaste que en la cárcel al principio no sabían eras Belén ¿Qué significa en nuestra cultura estar presa por aborto?

Belén: Al principio nadie sabía y aparecía en las noticias el caso y yo no decía nada. Poco a poco fue cambiando la imagen de “Belén” dentro del Penal. Igual yo prefería que no sepan que era yo.

Todas se enteraron que yo era Belén cuando en el programa de noticias (División Noticias) dijeron mi nombre verdadero, ahí empezó la revolución en el Penal.

Lo más doloroso de todo para mí era estar presa por algo que no hice

Por suerte hoy estoy fuerte. Pero cuando me acuerdo de lo que viví, parece una película. La vida de otra.

 

MxM: ¿Cómo eran tus noches en la cárcel antes y después de saber que el grito de “libertad para Belén” era nacional y global?

Belén: Mis noches antes eran tristes y tranquilas al mismo tiempo. Eran noches largas también. Hasta que apareció mi ángel Soledad, y ahí mis noches cambiaron,

ya no eran noches tranquilas y monótonas, ahora mis noches eran noches de ansias de salir

Pensaba en mi familia todo el tiempo y empecé a ver que había posibilidades de libertad. Que me escuchaban y que otras también pedían por mi.

Amnistia me llevo cartas que me escribían de otros países. Las leía a la noche.

Me acuerdo cuando fui a notificarme de mi libertad, toda tapada para que no me vean las cámaras y cuando miré desde la ventana de la camioneta todas las mujeres que gritaban Libertad para Belen quise llorar. Mucha emoción.

 

 MxM: Vos ya no sos la misma que en 2016 ¿Cómo crees que reaccionarias hoy frente a los mismos maltratos en el Hospital Avellaneda?

Belén: No, de ninguna manera.  Ya no soy la misma que era en ese momento.

Ahora estoy mas empoderada, porque hubo todo un trayecto de reconstrucción

Si hoy me pasara algo así, creo que siendo como soy ahora, hago que todos paguen desde la enfermera hasta el Director del Hospital.

Jamás permitiría tanto maltrato. Conozco mis derechos, nunca más pasaría por lo que pasé, no lo permitiría. También se qué habría otras que me acompañen, habría otras que me crean. En ese momento me sentía muy sola.

MxM:  Ahora que sabés que en Tucumán te defendieron mal y te juzgaron peor ¿Qué le dirías a una compañera que enfrenta una defensa que no le cree y un tribunal que la mira prejuiciosamente?

Belén: Yo, desde mi lugar, le diría que no pierda las esperanzas. Que no está sola y que no tenga miedo.

Le diría que no tenga miedo de hablar, que tiene derechos, que tiene una voz y  que haga que se escuche su voz.

Yo estuve callada por dos años, fue durísimo para mi ese silencio. Lo pagué con mi vida.

MxM: ¿Por qué vos, como mujer que vivió el peor lado del sistema penal patriarcal, sentís que el aborto tiene que ser ley?

Belén: Porque una mujer qué pasa por eso debe estar preocupada por su salud, no por si la denuncian sus médicos, si la agarra la Policía o si cae presa. Y arreglará sus cuentas con Dios cuando le toque.

A mi me tocaron la peor Defensa, los peores Jueces, el peor Fiscal y los peores Médicos. No le deseo a nadie lo que viví, no quiero que nadie más pase lo que yo pasé.

Desde ningún punto de vista digo que todos son iguales. No creo que todos sean iguales,  sólo que en ese momento nadie se puso en mi lugar y en parte es lo que deja el aborto ilegal: miedo y castigo hasta cuando no hiciste nada.

El aborto tiene que ser legal así no pase mas lo que pasó conmigo. No tienen que sufrir más las mujeres. Ni pasar vergüenza, ni estar presas o amenazadas como para morirse en un aborto clandestino.

MxM: Vos le pediste al Gobierno de Tucumán que repare el daño que te hicieron dándote un trabajo y una casa ¿Cumplieron?

Belén: Si, en su momento pedimos pero estamos todavía esperando. Me darán una casa en el Instituto de la Vivienda le dijeron a mi abogada.

Trabajo ya tengo, por suerte conseguí con otra gente que me ayudó acá donde vivo. Lo bueno hasta ahora es que le dieron un trabajo a mi mamá. Y la casa sigo esperando. 

 

MxM: Una palabra que sintetice lo personal es político para Belén

Belén: Belén hoy ve las cosas de otra manera. Belén cambió mucho.

Hoy me gustaría hacer algo por otras mujeres y apoyar la lucha. Siempre pienso en todas las que pensaban en mi cuando estaba presa. Ojalá les llegue mis pensamientos a las que la pasan mal.

#abortolegal
#vivaslibresnosqueremos..
#niñasnomadres

 

 

Contacto